17 marzo 2012

Las astrónomos chinos Hsi y Ho

Hace mucho tiempo escuché un mito chino acerca de los eclipses solares protagonizado por dos astrónomos chinos llamados Hsi y Ho. Decía aproximadamente así:

Un enorme y hambriento dragón se aproximó silenciosamente al Sol y comenzó a comérselo. Cuando el dragón dio el primer mordisco, el emperador y su gente se aterrorizaron. El dragón siguió comiendo, arrancando un cuarto, la mitad hasta que, finalmente, el Sol desapareció. Sólo una cosa permaneció: una extraña circunferencia blanca en torno al mismo lugar que solía ocupar el Sol. El emperador y todos los chinos, aunque temerosos de la muerte, eran inteligentes y sabían qué hacer: todos empezaron a gritar y a chillar; y a tocar los tambores más grandes y los gongs haciendo el mayor ruido posible. Lo hicieron con tanta fuerza que el dragón se asustó y se marchó, dejando atrás su comida aún no digerida.

El Sol había sido salvado pero el emperador estaba furioso y quiso encontrar a los responsables del suceso. Los astrónomos imperiales Hsi y Ho fueron llevados  a juicio. Se les acusó de haber estado borrachos y de no haber atendido a sus obligaciones. Finalmente, fueron sentenciados a muerte y decapitados por no haber previsto la llegada del dragón, es decir, el eclipse de sol. Aún hoy se puede leer sobre la tumba de los astrónomos este curioso epitafio:
Aquí yacen los cuerpos de Hsi y Ho
Su destino, aunque triste, era visible:
Condenados a muerte porque ellos no habían previsto
el eclipse que fue invisible.





Los astrónomos Hsi y Ho parecen ser los primeros que aparecen mencionados en las crónicas históricas. En concreto aparecen en el  Shujing (Clásico de la Historia), uno de los Cinco Clásicos de la antigüedad china. Aquí aparece como un hecho histórico el mito al que hecho referencia anteriormente, concretamente en su Parte III, dedicada a los Libros de los Xia, en el libro IV, llamado La expedición punitiva de Yin. Se refiere a hechos acontecidos durante el emperador Zhòng Kāng (仲康), el cuarto emperador de la legendaria dinastía Xia, al quien tradicionalmente se le ha asignado la cronología 2088 – 2075 a.C. A continuación realizo una traducción libre a partir de la version en inglés de James Legge

1. Cuando Zhòng Kāng comenzó su reinado sobre todo el territorio entre los cuatro mares, encargó al marqués de Yin tomar las riendas de sus seis ejércitos. (En ese tiempo) Hsi y Ho habían descuidado las obligaciones de su cargo, y se abandonaron a la bebida en sus alojamientos privados; y el marqués de Yin recibió del emperador el mandato de ir a por ellos y castigarlos.

2. Declamó un discurso a sus tropas, diciendo:
"¡Ah! Vosotros, todos mis hombres, hay unas bien aconsejadas instrucciones del sabio (fundador de nuestra dinastía), que claramente fueron verificadas en su poder para dar estabilidad y seguridad: —Los antiguos reyes fueron cuidadosamente atentos a los avisos del Cielo y sus ministros observaron las leyes regulares (de sus cargos). Todos los funcionarios, además, realizaban vigilantes sus obligaciones para ayudar al gobierno, y así su soberano se convirtió por completo en alguien inteligente."

"Todos los años, en el primer mes de la primavera, el heraldo, con su campana de badajo de madera, iba por los caminos (proclamando): 'Vosotros funcionarios, capaces de instruir, estad preparados con vuestras advertencias. Vosotros, trabajadores implicados en tareas mecánicas, protestad sobre los asuntos de vuestros empleos. Si ninguno de vosotros hace caso con respeto (a este requerimiento), el país tiene castigos regulados para vosotros.' Ahora aquí están los Hsi y los Ho. Han permitido que su virtud se pervierta y están embriagados por la bebida. Han violado las obligaciones de su cargo y han dejado sus mensajes. Han sido los primeros en dejar que la regulación de los cuerpos celestes se haya desordenado, alejándose de su propio comportamiento. En el primer día del último mes de otoño, el sol y la luna no se encontraron de forma armoniosa en (la constelación) Fang (房). Los músicos ciegos golpearon sus tambores; los funcionarios de menor rango huyeron, y la gente común (empleados en las oficinas públicas) corrió. Los Hsi y los Ho, sin embargo, como si fueran fantasmas en sus despachos, no escucharon nada ni supieron nada; de una forma tan estúpida fueron por mal camino (de sus obligaciones) en la materia de las apariciones celestiales, y ellos mismos se hicieron responsables de la muerte designada por los antiguos reyes. Los estatutos del gobierno dicen: 'Al anticipar el tiempo, déjalos condenados a muerte sin piedad; cuando  ha pasado el tiempo, déjalos condenados a muerte sin piedad.' Ahora, yo con todos vosotros, confío en el castigo de la ejecución designado por el Cielo. Unid vuestra fortaleza, todos vosotros guerreros, por la Casa Real. Brindadme vuestra ayuda, os ruego, reverentemente para llevar a cabo la carga del Hijo del Cielo."

"Cuando el fuego llamea sobre la ladera de Khawn (zona volcánica), gemas y piedras se queman juntos; pero si un ministro del Cielo se excede en cumplir su cometido, las consecuencias serán más fieras que el fuego llameante. Mientras destruyo, (por lo tanto), al jefe de los criminales, no castigaré a aquellos que hayan sido forzados a seguirlo; y aquellos que llevan tiempo manchándose por sus sucias maneras, se les permitirá renovarse. ¡Oh! Cuando el rigor supera a la compasión, las cosas son de forma segura conducidas hacia un feliz término. Cuando la compasión supera al rigor, no se puede lograr ningún mérito. ¡Todos vosotros, mis guerreros, háganlo y se den por advertidos, (y obedezcan mis órdenes)!"

Resulta que Hsi y Ho realmente no eran dos personas, sino dos familias de astrónomos (como veremos en detalle más adelante). Si la historia fuera real y siguiendo la cronología tradicional china, el emperador mencionado situaría el eclipse en algún momento entre los años 2088 y 2075 a.C, y sería el registro histórico de un eclipse solar más antiguo. Existen muchas referencias, libros y artículos que sitúan el eclipse al que se refiere la historia el 22 de octubre del año 2134 o 2136 o 2137 a.C pero no he encontrado justificación de tal fecha. Parece que todos los intentos serios de identificarlo con un eclipse real como fuente de la historia han sido abandonados, pues los académicos han reconocido que se trata de un episodio mitológico.

Además, en el mismo libro en un capítulo anterior (Parte I, el Libro de Thang, en el Canon de Yao) aparece otra historia cuyos protagonistas son, de nuevo, las dos familias de astrónomos a los que el emperador Yao ( ) les manda determinar los solsticios y los equinoccios. Yao es uno de los Cinco Emperadores legendarios, perteneciente a la dinastía Taotang (陶唐) y al que tradicionalmente se le considera reinante entre los años 2356 y 2255 a.C.

Según esta historia, los Hsis y los Hos eran dos familias a las que el emperador Yao encargó diversos cometidos de carácter astronómico. A los mayores de ambas familias, Yao les encargó observar el cielo y calcular y delinear los movimientos del sol, la luna, las estrellas y los espacios zodiacales.
 
Al segundo hermano Hsi le envió hacia al este, hacia Yu-i, el Valle Brillante, y le encargó observar la salida del Sol y determinar la primavera y éste dijo: "El día es de duración media y la estrella está en Niâo (realmente en Xu, 虛), es entonces la mitad de la primavera. La gente está en los campos; y los pájaros y las bestias se cortejan y copulan." Al tercer hermano Hsi le envió a Nan-kiao, al sur, para hacer lo propio con el verano y determinó que: "El día es el más largo, y la estrella está en Hwo (actualmente Fang, ), así se podrá determinar la mitad del verano. La gente está muy activa; y los pájaros y las bestias tienen sus plumas y pelo fino, y cambian su piel."

Al segundo hermano Ho le envió a residir al oeste, al Valle Oscuro, a observar la puesta del sol y determinar el curso del otoño, y así pudo decir que: "La noche es de duración media y la estrella está en Xu (虛); así se determina la mitad del otoño. La gente se siente tranquila y los pájaros y las bestias tienen su abrigo en perfectas condiciones." Al tercer hermano Ho lo envío al norte, a la Capital de la Sombra, para examinar los cambios del invierno, y estableció que: "El día es el más corto y la estrella está en Mâo (昴); así se determina la mitad del invierno. La gente se queda en sus casas; las plumas y las pieles de los pájaros y las bestias son abundantes y gruesas."

Y a todos les dijo el emperador: "Un año medio consta de 366 días. Fijad por medio de un mes intercalar, las cuatro estaciones y completad el año."

Cuando en la historia se refieren a la posición de la estrella, es a la culminación al anochecer del solsticio o del equinoccio de esa estación. Niâo es el nombre que se da a las siete casas del zodíaco del cuadrante del occidental; el resto son las casas centrales de cada cuadrante del zodiaco chino.